Expand Document  |  Expand Chapter  |  Full TOC  |  Printable HTML version
Directrices sobre donativos de medicamentos - Revisión de 1999
(1999; 25 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
View the documentModificaciones introducidas en la edición de 1999
View the documentI. Introducción
View the documentII. Necesidad de directrices
View the documentIII. Principios básicos
Open this folder and view contentsIV. Directrices sobre donativos de medicamentos
Open this folder and view contentsV. Otras formas de ayuda que pueden utilizar los donantes
Open this folder and view contentsVI. Cómo aplicar una política sobre donativos de medicamentos
View the documentAnexo: Ejemplos de problemas planteados por los donativos de medicamentos
View the documentNota de agradecimiento
View the documentReferencias
View the documentCubierta posteriori
 

I. Introducción

Las presentes Directrices sobre donativos de medicamentos han sido formuladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cooperación con las principales instituciones internacionales que prestan asistencia humanitaria.

La primera edición se publicó en mayo de 1996 y representa un consenso entre la OMS, la Acción de las Iglesias para la Salud del Consejo Mundial de Iglesias, el Comité Internacional de la Cruz Roja, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Médicos sin Fronteras, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y OXFAM. En 1999 el número de copatrocinadores se ha hecho extensivo a Caritas Internationalis, la Federación Internacional Farmacéutica, Farmacéuticos sin Fronteras, el ONUSIDA, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Fondo de Población de las Naciones Unidas y el Banco Mundial.

Estas directrices tienen por objeto mejorar la calidad de los donativos de medicamentos, absteniéndose al mismo tiempo de dificultarlas. No constituyen un reglamento internacional sino que están destinadas a servir de base a la normativa nacional o institucional, una vez revisadas, adaptadas y aplicadas por los gobiernos y las organizaciones que se ocupan de esos donativos.

Las directrices originales se habían sometido a varias ruedas de consultas y observaciones por parte de más de 100 organizaciones humanitarias y de expertos. En 1996, la Asamblea Mundial de la Salud pidió a la OMS en la resolución WHA49.14, que al cabo de un año examinase la experiencia resultante de las directrices. Por lo tanto, en el otoño de 1997, el Programa de Acción sobre Medicamentos Esenciales, de la OMS, emprendió un examen mundial de la experiencia acumulada durante el primer año. Los resultados de dicho examen se presentan en el documento titulado First-year experiences with the interagency guidelines for drug donations. Las modificaciones introducidas en el texto son resultado de la evaluación. En general, la experiencia con las directrices ha sido muy positiva. Pero se han recibido quejas en el sentido de que las autoridades de algunos países receptores las aplicaban de forma estricta, sin tener en cuenta las excepciones especificadas en ellas, como consecuencia de lo cual se perdían donativos útiles. Los problemas notificados en relación con la directriz 6, que dice «En el momento de su entrada en el país receptor, todos los medicamentos donados deben tener un plazo de conservación de un año como mínimo», son fruto de malos entendidos o de la falta de referencia a las excepciones especificadas en dicha directriz. En la presente edición revisada se ha modificado la directriz 6. Ésta prevé ahora la donación directa de medicamentos con un plazo de conservación menor de un año a determinados establecimientos de salud, si se puede garantizar que los medicamentos se podrán utilizar antes de la fecha de caducidad.

Los donativos de medicamentos pueden tener contextos muy diferentes. En primer lugar, pueden hacerse en situaciones agudas de urgencia o en el marco de la ayuda al desarrollo, sin carácter de urgencia. Pueden consistir en donativos de corporaciones (directos o por conducto de organizaciones filantrópicas privadas), asistencia a cargo de los gobiernos o donativos específicamente destinados a un determinado establecimiento sanitario. Y, aunque entre esos contextos pueden advertirse diferencias patentes, para que un donativo se pueda considerar apropiado existen numerosos requisitos básicos que pueden aplicarse a todos. En las presentes directrices se engloba ese núcleo común bajo la denominación «Prácticas adecuadas de donación».

Este documento comienza con una evaluación de la necesidad de directrices, seguida de una exposición de los cuatro principios básicos aplicables a los donativos farmacéuticos. En el capítulo IV se exponen las directrices sobre donativos de medicamentos. Cuando procede, se indican las posibles excepciones a las directrices generales en casos concretos. En el capítulo V se hacen algunas sugerencias sobre otras formas de ayuda accesibles a los donantes, mientras que en el capítulo VI se dan diversos consejos prácticos sobre la manera de aplicar una política de donativos de medicamentos.

Estas directrices no constituyen un reglamento internacional sino
que están destinadas a servir de base a la normativa nacional o
institucional, una vez revisadas, adaptadas y aplicadas por los
gobiernos y las organizaciones que se ocupan de donativos de
medicamentos.

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: November 5, 2014