Expand Document  |  Expand Chapter  |  Full TOC  |  Printable HTML version
La contención de la resistencia a los antimicrobianos - Perspectivas políticas de la OMS sobre medicamentos, No. 10, abril de 2005
(2005; 6 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
View the documentEl problema de la resistencia a los antimicrobianos
View the documentDeterminación del problema a través de la vigilancia
View the documentVigilancia epidemiológica de la resistencia a los antimicrobianos
View the documentVigilancia del uso de los antimicrobianos
View the documentEstrategias nacionales básicas para contener la resistencia a los antimicrobianos
View the documentConclusión
View the documentDocumentos más importantes
 

El problema de la resistencia a los antimicrobianos

La resistencia a los antimicrobianos (RAM) es uno de los problemas de salud pública más graves del mundo. Muchos de los microbios (bacterias, virus, protozoos) que causan enfermedades infecciosas han dejado de responder a los antimicrobianos de uso común (antibacterianos, como los antibióticos, antivíricos y antiprotozoarios). El problema es tan grave que, si no se emprende una acción concertada a escala mundial, corremos el riesgo de regresar a la era preantibiótica, época en que morían muchos más niños que ahora por causa de enfermedades infecciosas y no era posible practicar intervenciones quirúrgicas mayores debido al riesgo de infección. Las enfermedades infecciosas más importantes matan a más de once millones de personas por año; el recuadro 1 presenta algunas de las tasas de prevalencia de la resistencia a los antimicrobianos, que pueden variar ampliamente entre países, dentro de cada país y con el tiempo.

La aparición de la resistencia a los antimicrobianos es un fenómeno natural; surge como resultado de la utilización de los antimicrobianos, pero está cobrando un ritmo acelerado debido a la utilización inapropiada de tales medicamentos. El mayor consumo se asocia con cifras más elevadas de resistencia (figura 1). Las estimaciones indican que posiblemente la mitad del consumo total de antibióticos es innecesario. En numerosos países, los antimicrobianos se compran directamente en puntos de venta de medicamentos, sin prescripción ni consejo por parte de un profesional sanitario capacitado.

Recuadro 1 Tasas de prevalencia mundial de la resistencia a los antimicrobianos

Paludismo

• resistencia a la cloroquina en 81/92 países

Tuberculosis (TB)

• 0-17 % de multirresistencia farmacológica primaria

HIV/AIDS

• 0-25 % de resistencia primaria a por lo menos un antirretrovírico

Gonorrea

• 5-98 % de resistencia a la penicilina en Neisseria gonorreae

Neumonía y meningitis bacteriana

• 0-70 % de resistencia a la penicilina en Streptococcus pneumoniae

Diarrea: shigelosis

• 10-90 % de resistencia a la ampicilina, 5-95% de resistencia al cotrimoxazol

Infecciones hospitalarias

• 0-70 % de resistencia de Staphylococcus aureus a todas las penicilinas y las cefalosporinas

 

Fuente: Datos de la OMS procedentes de numerosos países (2000-3)


Figura 1 Correlación entre el porcentaje de neumococos resistentes La contención de la resistencia a los antimicrobianos a la penicilina (no sensibles) y el uso ambulatorio de antibióticos (se indican las bandas con intervalos de confianza del 95%)

Fuente: Albrich WC, Monnet DL y Harbarth S, Emerg Infect Dis.; 2004; 10(3):514-7


La respuesta de los médicos a la resistencia microbiana ha sido la sustitución de los antibióticos que se recetaban tradicionalmente a los pacientes por otros más nuevos, pero las nuevas iniciativas de desarrollo de antibióticos noveles son cada vez más escasas debido a que la industria farmacéutica prefiere desarrollar otros medicamentos con mercados potencialmente más vastos (como puede ser el de las enfermedades no infecciosas de naturaleza crónica). Incluso si se formulan nuevos antibióticos surgirá resistencia contra ellos; por consiguiente, es imprescindible hacer un uso prudente de los antibióticos a fin de mantener su eficacia para las generaciones venideras.

La resistencia a los antimicrobianos acarrea consecuencias económicas y clínicas graves. La morbilidad y la mortalidad se ven incrementadas debido a los retrasos en la administración de tratamientos eficaces contra las infecciones causadas por microorganismos resistentes. La enfermedad prolongada y la hospitalización son onerosas, y el uso de fármacos distintos de los de primera línea puede centuplicar los costos (figura 2), lo cual los sitúa fuera del alcance de muchos gobiernos y pacientes, especialmente en los países en desarrollo.


Figura 2 Razón de costos entre los medicamentos alternativos y los antimicrobianos de primera línea en el caso de las infecciones agudas comunes

Fuente: Formulario modelo de la OMS, directrices clínicas de la OMS y Management Sciences for Health’s 2004 International Drug Price Indicator Guide

 

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: June 25, 2014