Informe anual 2003 - medicamentos esenciales y políticas farmacéuticas
(2004; 24 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
View the documentEl año 2003 bajo la lupa
Open this folder and view contentsPolítica
Close this folderAcceso
View the documentAcceso denegado: historias con nombre
View the documentLos medicamentos esenciales y el derecho a la salud
View the documentGarantizar el suministro de medicamentos en todos los ámbitos y en todo momento
View the documentLa OMS y Médicos Sin Fronteras: diferencias provechosas
Open this folder and view contentsCalidad y Seguridad
Open this folder and view contentsUso Racional
Open this folder and view contentsGerencia
View the documentCubierta Posterior
 

Los medicamentos esenciales y el derecho a la salud

El derecho de las personas a la salud está reconocido en numerosos instrumentos internacionales y regionales. La Constitución de la OMS afirma: «El goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social».

Sin embargo, el artículo más completo sobre el derecho a la salud se encuentra en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ratificado por más de 140 países. El artículo 12.2 de dicho Pacto establece una serie de medidas para asegurar la plena efectividad de este derecho, que incluyen la provisión de centros, bienes y servicios de salud.

Puesta en práctica de los tratados

A finales del año 2002, habían firmado el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales 142 países, y 83 habían firmado tratados regionales sobre derechos humanos. En la actualidad, más de 100 países han incluido el derecho a la salud en sus constituciones. La ratificación de un tratado internacional de derechos humanos por parte de un país significa que dicho país se convierte en estado integrante del tratado, y, como tal, está obligado a cumplir ciertas obligaciones que contrae con sus habitantes. Pero, ¿es posible, en la práctica, hacer cumplir estas obligaciones?

En el año 2002, la OMS inició un estudio para encontrar, analizar y resumir casos de acciones legales que hubieran emprendido, en países en desarrollo, personas o grupos de personas contra un gobierno o institución gubernamental para asegurar el acceso a medicamentos esenciales, basándose, exclusivamente o en parte, en tratados de derechos humanos firmados y ratificados por dicho gobierno. Evidentemente, el estudio se centró en aquellas personas o grupos que habían ganado el juicio y en cómo estos casos podían servir de ejemplo para potenciar la capacidad de otras personas y grupos de emprender acciones similares con éxito y exigir las prestaciones a las que tenían derecho.

Se ha identificado un total de veinte casos en Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Sudáfrica y Venezuela. De éstos, siete casos (el 35%) habían sido apoyados firmemente por organizaciones no gubernamentales. Once casos (el 55%) pusieron en tela de juicio el sistema de seguridad social del país en cuestión. En otros seis casos (el 30%), el demandado era el ministro de salud.

Aún no se ha publicado el estudio completo, pero los ejemplos citados en el recuadro ilustran el potencial que existe de incrementar el acceso a los medicamentos esenciales a través de acciones legales basadas en la obligación del estado de proporcionar acceso a los medicamentos esenciales en cumplimiento parcial del derecho a la salud.

Contacto para información adicional:

Hans Hogerzeil - hogerzeilh@who.int


Exigir el derecho de acceso a los medicamentos

En El Salvador, Odir Miranda y otras 25 personas infectadas por el VIH/SIDA presentaron, en enero de 2000, una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en la que denunciaban que el estado no les había proporcionado una terapia con antirretrovirales para intentar salvarles la vida. La Comisión pidió al estado salvadoreño que cumpliera sus obligaciones regionales y les ofreciera el tratamiento solicitado. La Corte Suprema de El Salvador apoyó la demanda y en el año 2001 dictó una resolución por la que ordenaba al Instituto de Seguridad Social que proporcionara la terapia con antirretrovirales. La resolución se basó en los derechos a la vida y a la salud reconocidos en la Constitución y en los tratados internacionales ratificados por El Salvador.

En 2001, en Sudáfrica, individuos y organizaciones no gubernamentales para la defensa de la salud se unieron para impugnar la decisión del Ministerio de Salud sudafricano de restringir el acceso a la nevirapina, un medicamento utilizado para evitar la transmisión del VIH de madre a hijo. El argumento principal que esgrimieron fue que la restricción del acceso a la nevirapina únicamente a los lugares donde se estaban realizando investigaciones con este fármaco violaba el derecho a la salud, a la vida y a la igualdad. Finalmente, el caso fue llevado ante el Tribunal Constitucional. En 2002, este tribunal resolvió que la restricción del acceso a la nevirapina era inconstitucional y ordenó al gobierno que garantizara el acceso a dicho medicamento «sin demora»

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: August 29, 2014