Cómo desarrollar y aplicar una política farmacéutica nacional - Segunda edición
(2002; 102 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
View the documentAutores
View the documentAbreviaturas y siglas
View the documentPrólogo
Open this folder and view contentsPRIMERA PARTE: Cómo establecer y aplicar una política farmacéutica nacional
Close this folderSEGUNDA PARTE: Componentes fundamentales de una política farmacéutica nacional
Close this folder4. Selección de medicamentos esenciales
View the document4.1 Medicamentos esenciales
View the document4.2 Problemas viejos y retos nuevos
View the document4.3 Estrategias de selección de medicamentos esenciales
View the document4.4 Medicinas tradicionales y herbarias
Open this folder and view contents5. Asequibilidad
Open this folder and view contents6. Financiación de los medicamentos
Open this folder and view contents7. Sistemas de suministro
Open this folder and view contents8. Reglamentación farmacéutica
Open this folder and view contents9. Uso racional de los medicamentos
Open this folder and view contents10. Investigación
Open this folder and view contents11. Desarrollo de recursos humanos
Open this folder and view contents12. Vigilancia y evaluación
View the documentReferencias
View the documentCubierta posterior
 

4.4 Medicinas tradicionales y herbarias

En muchos países sigue siendo muy practicada la medicina tradicional, y su lugar en la atención de salud debe ser tenido en cuenta para el desarrollo general de la política sanitaria. A la hora de establecer una política farmacéutica nacional, habrá países que deseen incluir bajo su cobertura las medicinas tradicionales y herbarias. Para introducir medicinas tradicionales y herbarias en la asistencia sanitaria organizada, los países deberían:

• identificar los problemas de salud que puedan ser tratados con medicinas tradicionales y herbarias;

• desarrollar una metodología y tecnología apropiadas para la identificación, el desarrollo y la producción de medicinas tradicionales y herbarias19-22;

• acometer estudios para evaluar la calidad e inocuidad de las medicinas tradicionales y herbarias y comprobar su eficacia23;

• exhortar a los pacientes, a los médicos, a los farmacéuticos y a otros trabajadores de la salud a estar atentos a reacciones adversas y notificarlas allí donde sea posible.


Las medicinas tradicionales y herbarias suelen ser conocidas por nombres locales, que a menudo varían de un país a otro. Existen varias farmacopeas nacionales y regionales que incluyen monografías sobre materiales de plantas medicinales y medicinas herbarias. Sin embargo, no hay una convención aceptada en lo que se refiere a su nomenclatura, excepto los nombres oficiales de materiales de plantas medicinales basados en el nombre legítimo binominal en latín de la planta de origen (género, especie, autoridad y familia). Una serie de monografías de la OMS sobre plantas medicinales escogidas suministra más información al respecto24.

Un comité en el que estuvieran representados practicantes de la medicina tradicional y curanderos, así como expertos en farmacognosia, toxicología y disciplinas afines, debería establecer los criterios de selección de medicinas tradicionales y herbarias para los sistemas de atención sanitaria. Se recomienda emplear las directrices de la OMS para la evaluación de medicinas herbarias23. El organismo de reglamentación farmacéutica debería considerar el desarrollo de medidas de reglamentación para las medicinas tradicionales y herbarias25.

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: June 25, 2014