Cómo desarrollar y aplicar una política farmacéutica nacional - Segunda edición
(2002; 102 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
View the documentAutores
View the documentAbreviaturas y siglas
View the documentPrólogo
Open this folder and view contentsPRIMERA PARTE: Cómo establecer y aplicar una política farmacéutica nacional
Close this folderSEGUNDA PARTE: Componentes fundamentales de una política farmacéutica nacional
Close this folder4. Selección de medicamentos esenciales
View the document4.1 Medicamentos esenciales
View the document4.2 Problemas viejos y retos nuevos
View the document4.3 Estrategias de selección de medicamentos esenciales
View the document4.4 Medicinas tradicionales y herbarias
Open this folder and view contents5. Asequibilidad
Open this folder and view contents6. Financiación de los medicamentos
Open this folder and view contents7. Sistemas de suministro
Open this folder and view contents8. Reglamentación farmacéutica
Open this folder and view contents9. Uso racional de los medicamentos
Open this folder and view contents10. Investigación
Open this folder and view contents11. Desarrollo de recursos humanos
Open this folder and view contents12. Vigilancia y evaluación
View the documentReferencias
View the documentCubierta posterior
 

4.3 Estrategias de selección de medicamentos esenciales

Un proceso en dos etapas

La selección de medicamentos esenciales es un proceso en dos etapas. La autorización de comercialización de un producto farmacéutico se suele otorgar sobre la base de su eficacia, inocuidad y calidad, y rara vez sobre la base de una comparación con otros productos ya existentes en el mercado o en razón de su costo. La decisión reglamentaria define la disponibilidad de un medicamento en el mercado. Aparte de eso, la mayoría de los sistemas de adquisición pública de medicamentos y de los sistemas de seguro poseen mecanismos para limitar la adquisición o el reembolso de los costos de los medicamentos. Para estas decisiones se hace necesario un proceso de evaluación, basado en la comparación de distintos productos farmacéuticos y en consideraciones de eficiencia económica. Este segundo paso conduce a la elaboración de una lista de medicamentos esenciales.

Lo mejor es establecer la lista de medicamentos esenciales para diferentes niveles de asistencia, y partiendo de directrices clínicas para enfermedades y trastornos comunes que puedan y deban ser diagnosticados y tratados en ese nivel. Un correcto equilibrio entre las opiniones de los expertos y las evidencias de eficacia y eficiencia económica debe llevar al establecimiento de directrices clínicas. Tanto estas directrices como las listas de medicamentos esenciales para los diferentes niveles de asistencia deben ser actualizadas periódicamente, de preferencia cada dos años.

La Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS

La Lista Modelo de Medicamentos Esenciales pretende servir de modelo para la segunda etapa del proceso de selección. Desde 1977 viene siendo actualizada cada dos años por el Comité de Expertos de la OMS en Uso de Medicamentos Esenciales. La Lista Modelo de 1999 contiene 306 ingredientes activos y se divide en una lista principal y otra complementaria15. Los medicamentos se especifican por su denominación común internacional (DCI) o nombre genérico, sin mención de nombres de marca ni de fabricantes específicos18.

Criterios de selección

El tratamiento recomendado y los medicamentos escogidos dependen de muchos factores, como son la pauta de enfermedades comunes, los medios de tratamiento, la capacitación y experiencia del personal disponible, los recursos financieros y factores genéticos, demográficos y ambientales. Los criterios siguientes son utilizados por el Comité de Expertos de la OMS en Uso de Medicamentos Esenciales:

• sólo se deben seleccionar medicamentos sobre cuya eficacia e inocuidad en diversas circunstancias existan evidencias sólidas y adecuadas;

• la eficiencia económica relativa es una consideración importante en la elección de medicamentos. En las comparaciones entre medicamentos se debe tener en cuenta el costo total del tratamiento - no sólo el costo unitario del medicamento - y sopesarlo con su eficacia;

• en algunos casos también pueden influir en la elección otros factores, tales como las propiedades farmacocinéticas, o consideraciones de orden local, tales como la disponibilidad de centros de fabricación o de instalaciones de almacenamiento;

• cada uno de los medicamentos seleccionados debe estar disponible en forma tal que permita garantizar una calidad adecuada, incluida la biodisponibilidad, y se debe determinar su estabilidad en las condiciones de almacenamiento y uso previsibles;

• la mayoría de los medicamentos esenciales deben estar formulados como compuestos únicos. Los productos constituidos por combinaciones en proporciones fijas sólo serán aceptables si la dosificación de cada principio se ajusta a las necesidades de un grupo de población definido, y si la combinación posee una ventaja probada sobre la administración de cada uno de sus componentes por separado en lo que se refiere a efecto terapéutico, inocuidad u observancia del tratamiento por el paciente.


Proceso de selección

El proceso de selección de los medicamentos es determinante. Una lista de medicamentos esenciales impuesta desde arriba no reflejará las necesidades de los usuarios ni se ganará su aceptación. Por eso es muy importante que el proceso sea consultivo y transparente; que los criterios de selección sean explícitos; que la selección de medicamentos se vincule a directrices clínicas basadas en evidencias, y que tanto las directrices clínicas como la lista se dividan según los niveles de asistencia y sean periódicamente revisadas y actualizadas. Las directrices clínicas y la lista deben ser objeto de revisión al menos cada dos años, y debe haber una vigilancia sobre su uso y efectos.

Se debe designar un comité permanente que proporcione asesoramiento técnico. Entre sus miembros debe haber personas procedentes de distintos campos, tales como la medicina, la enfermería, la farmacología clínica, la farmacia, la salud pública y la defensa del consumidor, así como personal sanitario de atención primaria. Se deben organizar consultas formales e informales con las partes interesadas, incluidos representantes de organismos profesionales, fabricantes de productos farmacéuticos, organizaciones de consumidores y los departamentos gubernamentales responsables del presupuesto y las finanzas. Sin embargo, la selección final de medicamentos por los miembros del comité debe ser llevada a cabo con independencia.

Un principio importante que el comité debe aceptar es el de que no todas las evidencias tienen el mismo peso. Por ejemplo, el resultado de un metaanálisis de varios ensayos clínicos tiene mayor peso que el resultado de un estudio observacional sin controles, y mucho más que las experiencias personales de expertos individuales. La fuerza de la evidencia determina la fuerza de la recomendación.

Una vez que las directrices clínicas y la lista de medicamentos esenciales estén ultimadas e impresas, deben ser puestas en circulación y difundidas ampliamente. Si se trata de una actualización puede ser útil publicar un opúsculo informativo donde se resuman los cambios, o dar a conocer éstos a través de boletines o publicaciones periódicas de información farmacéutica.

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: March 20, 2014