Cómo desarrollar y aplicar una política farmacéutica nacional - Segunda edición
(2002; 102 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
View the documentAutores
View the documentAbreviaturas y siglas
View the documentPrólogo
Close this folderPRIMERA PARTE: Cómo establecer y aplicar una política farmacéutica nacional
Open this folder and view contents1. Introducción
Close this folder2. El proceso de la política farmacéutica nacional
View the document2.1 Visión general del proceso de la política farmacéutica nacional
View the document2.2 Formular una política farmacéutica nacional
View the document2.3 Aplicar una política farmacéutica nacional
View the document2.4 Vigilancia y evaluación
Open this folder and view contents3. Legislación
Open this folder and view contentsSEGUNDA PARTE: Componentes fundamentales de una política farmacéutica nacional
View the documentReferencias
View the documentCubierta posterior
 

2.1 Visión general del proceso de la política farmacéutica nacional

Una política farmacéutica nacional exige un proceso complejo de desarrollo, aplicación y vigilancia. En primer lugar, el proceso de desarrollo de la política conduce a la formulación de la política farmacéutica nacional. En segundo lugar, los distintos participantes aplican estrategias y actividades orientadas a lograr los objetivos de la política. Finalmente, se evalúa el efecto de estas actividades y se ajusta el programa si fuera necesario. A lo largo de todo el proceso se requiere una planificación cuidadosa y la participación de todos los implicados, y en todo momento ha de ser tenida en cuenta la dinámica política.

Planificación

Una política farmacéutica sin un plan de aplicación sería letra muerta. La planificación cuidadosa de los pasos de su aplicación y de las actividades necesarias para llegar a los resultados esperados es importante a lo largo de todo el proceso.

Los planes son de varios tipos. El primero es probablemente el plan estratégico de desarrollo de la propia política, que debe especificar los distintos pasos del proceso de desarrollo, y en particular planificar la participación del mayor número posible de los sectores interesados. Una vez adoptada la política será necesario un plan de aplicación, o plan maestro, que normalmente abarca un período de tres a cinco años. En este plan se detallan las distintas actividades para cada uno de los componentes de la política, se especifica qué es lo que hay que hacer y quién es el responsable de hacerlo, se calcula el presupuesto y se propone un calendario. Si los recursos son insuficientes sin aportaciones externas, habrá que identificar un conjunto de actividades prioritarias que puedan ser llevadas a cabo con los medios existentes. El plan maestro puede ser desglosado en planes separados de trabajo anual para los distintos departamentos.

Implicar a todos los interesados

A lo largo de todo el proceso de la política (y no sólo en la fase de desarrollo) debe haber consultas, diálogo y negociaciones con todos los grupos y partes interesadas. Esto incluye a otros ministerios (educación superior, comercio, industria) y a los médicos, los farmacéuticos y las enfermeras, las industrias farmacéuticas locales e internacionales, los vendedores de medicamentos, las instituciones académicas, las organizaciones no gubernamentales (ONG), las asociaciones profesionales y las agrupaciones de consumidores. También es importante celebrar consultas con el personal médico y administrativo provincial y de distrito, y tratar de incluir a los practicantes de la medicina tradicional y herbaria. Debe haber participación de otros organismos gubernamentales (tales como el organismo de reglamentación farmacéutica), de las compañías a seguradoras y de las agrupaciones que costeen asistencia sanitaria. Los medios de comunicación pueden aportar una contribución útil, y el apoyo de las organizaciones internacionales es importante. Se recomienda que el comité nacional para la política farmacéutica se reúna periódicamente con todas las partes interesadas para pasar revista a la aplicación de la política en un foro de la política farmacéutica nacional.

Es probable que entre los distintos sectores interesados se produzcan ciertas discrepancias. Por ejemplo, los fabricantes de medicamentos pueden sentir amenazados sus intereses comerciales, y los médicos pueden temer la pérdida de libertad clínica. A todo el que se beneficie de la situación reinante le preocupará el cambio. Es un auténtico reto poner en marcha y mantener un proceso que genere el consenso amplio que es esencial para aplicar la política. En general, se puede decir que cuanto mayor sea la necesidad de mejorar el sistema farmacéutico existente más importante será implicar a todos los interesados en la discusión de las reformas necesarias.

Dinámica política

Formular y aplicar una política farmacéutica nacional son procesos altamente políticos. Es así porque lo normal es que una política de este tipo se proponga lograr la equidad de acceso a la atención sanitaria básica, primordialmente haciendo que el sector farmacéutico sea más eficiente, económicamente efectivo y sensible a las necesidades sanitarias. Esta sensibilidad puede exigir la redistribución de bienes y de poder, alentando una competencia acrecentada entre los grupos que se ven afectados por la reforma. Dados los diversos intereses y la importancia económica de las cuestiones en juego, la oposición a la nueva política y los intentos de modificarla en el curso de su implantación son de esperar, como sucedió en Bangladesh y las Filipinas4,5.

De ahí que sea importante identificar a los aliados políticos y conservar su apoyo a lo largo de todo el proceso. Hay que desarrollar estrategias para tratar con los adversarios y encontrar maneras de trabajar con ellos. Las decisiones y prioridades que afecten a los intereses de esas partes habrán de ser sopesadas sobre la base de las ganancias y las pérdidas esperadas. Un fuerte liderazgo político y un compromiso sostenido son vitales para formular y aplicar una política farmacéutica nacional.

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: March 20, 2014