Cómo desarrollar y aplicar una política farmacéutica nacional - Segunda edición
(2002; 102 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
View the documentAutores
View the documentAbreviaturas y siglas
View the documentPrólogo
Close this folderPRIMERA PARTE: Cómo establecer y aplicar una política farmacéutica nacional
Close this folder1. Introducción
View the document1.1 Los medicamentos esenciales no se emplean en todo su potencial
View the document1.2 ¿Qué es una política farmacéutica nacional?
View the document1.3 Componentes fundamentales de una política farmacéutica nacional
Open this folder and view contents2. El proceso de la política farmacéutica nacional
Open this folder and view contents3. Legislación
Open this folder and view contentsSEGUNDA PARTE: Componentes fundamentales de una política farmacéutica nacional
View the documentReferencias
View the documentCubierta posterior
 

1.1 Los medicamentos esenciales no se emplean en todo su potencial

La salud es un derecho humano fundamental. El acceso a la atención de salud, que incluye el acceso a los medicamentos esenciales, es un requisito previo para hacer efectivo ese derecho. Los medicamentos esenciales desempeñan un papel crucial en muchos aspectos de la atención de salud. Si están disponibles, son asequibles y de buena calidad y se usan debidamente, los medicamentos pueden ofrecer una respuesta sencilla y económicamente eficiente para muchos problemas de salud. En muchos países el gasto en medicamentos representa una parte importante del presupuesto sanitario total.

A pesar de la evidente importancia médica y económica de los medicamentos, existen todavía problemas frecuentes de falta de acceso, mala calidad, uso irracional y despilfarro. Son muchos los casos en los que los medicamentos esenciales no se emplean en todo su potencial.

Falta de acceso a los medicamentos esenciales

En el mercado mundial se dispone de un número cada día mayor de productos farmacéuticos, y tanto el consumo de medicamentos como el gasto correspondiente han crecido rápidamente. Sin embargo, en todo el mundo hay muchas personas que no pueden obtener los medicamentos que necesitan, ya sea porque no están disponibles o son demasiado caros, o porque no existen servicios adecuados o profesionales capacitados para prescribirlos. No se dispone de datos firmes, pero la OMS ha calculado que al menos una tercera parte de la población mundial carece de acceso a los medicamentos esenciales; en las regiones más pobres de Asia y África la proporción puede llegar a ser la mitad de la población2. Cada año mueren millones de niños y adultos por enfermedades que se habrían podido prevenir o tratar con medicamentos esenciales baratos y eficientes en relación con su costo.

Mala calidad

En muchos países los sistemas de garantía de la calidad de los medicamentos son inadecuados porque carecen de los componentes necesarios. Dichos componentes incluyen una legislación y reglamentación farmacéutica apropiada y un organismo eficaz de reglamentación farmacéutica que disponga de los recursos y la infraestructura adecuados para hacer cumplir las leyes y reglamentos. Sin esos componentes, los productos de calidad inferior a la norma o falsificados podrán circular libremente. Además, el manejo, almacenamiento y distribución inadecuados pueden alterar la calidad de los medicamentos. Todos estos factores pueden tener graves consecuencias para la salud y acarrear un despilfarro de recursos.

Uso irracional de medicamentos

Incluso las personas que tienen acceso a los medicamentos pueden no recibir la medicina adecuada en la dosis adecuada cuando la necesitan. Muchas personas compran, o se les prescriben y dispensan, medicamentos que no son apropiados para sus necesidades. A veces se emplean varios medicamentos cuando sería suficiente uno solo. Otras veces se emplean medicamentos que comportan riesgos innecesarios. El uso irracional de medicamentos puede prolongar innecesariamente los problemas de salud y los padecimientos físicos o incluso causarlos, y se traduce en un despilfarro de recursos limitados.

Problemas persistentes y nuevos retos

Estos problemas han persistido a pesar de todos los esfuerzos aplicados a mejorar el acceso a los medicamentos esenciales, garantizar la calidad de los medicamentos y promover su uso racional. Las razones son complejas y van más allá de las meras limitaciones financieras. Para comprenderlas es necesario considerar las características del mercado farmacéutico y estudiar las actitudes y los comportamientos de los gobiernos, los prescriptores, los dispensadores, los consumidores y la industria farmacéutica. El desarrollo del sector sanitario, la reforma económica, las políticas de ajuste estructural, las tendencias a la liberalización y los nuevos acuerdos comerciales de alcance global son otros tantos factores que pueden incidir en la situación farmacéutica de muchos países. También pueden afectar a la meta final de lograr la equidad en materia de salud.

Los cambios en la morbilidad y en la demanda de medicamentos representan asimismo retos importantes. La aparición de enfermedades nuevas como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), el recrudecimiento de otras afecciones y el aumento de la resistencia a los medicamentos en enfermedades potencialmente mortales, como el paludismo y la tuberculosis, contribuyen a acrecentar el gasto farmacéutico y la demanda de recursos sanitarios. Los cambios en la esperanza de vida y en los estilos de vida han hecho aumentar las enfermedades crónicas y las afecciones propias de la edad avanzada, y por ende la necesidad de medicamentos para tratarlas.

Una política nacional como marco común para resolver los problemas farmacéuticos

La experiencia de muchos países ha demostrado que la mejor manera de abordar esos problemas complicados e interdependientes es hacerlo dentro de un marco común, ya que los planteamientos parciales pueden dejar problemas importantes sin resolver y a menudo fracasan. Además, los distintos objetivos de las políticas son a veces contradictorios, como lo son los intereses de algunas de las partes afectadas. Sobre la base de esa experiencia, la OMS recomienda que todos los países formulen y apliquen una política farmacéutica nacional integral (PFN).

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: October 7, 2014