Integrando la salud pública en la legislación sobre patentes de los países en desarrollo
(2001; 152 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
View the documentPREFACIO
View the documentNOTA DE AGRADECIMIENTO
View the documentGLOSARIO*
Open this folder and view contentsI. INTRODUCCIÓN
Open this folder and view contentsII. MATERIA PATENTABLE
Open this folder and view contentsIII. ALCANCE DE LAS REIVINDICACIONES
Open this folder and view contentsIV. REQUISITOS DE PATENTABILIDAD
Open this folder and view contentsV. CASOS ESPECIALES EN PRODUCTOS FARMACÉUTICOS
Open this folder and view contentsVI. DIVULGACIÓN
Open this folder and view contentsVII. EXCEPCIONES A LOS DERECHOS EXCLUSIVOS
Open this folder and view contentsVIII. PROCEDIMIENTOS DE EXAMEN Y OBSERVACIÓN
Open this folder and view contentsIX. INTERPRETACIÓN DE LAS REIVINDICACIONES
Close this folderX. LICENCIAS OBLIGATORIAS
View the documentX.1. Razones de la Concesión de Licencias Obligatorias
View the documentX.2. Importaciones/Exportaciones
Open this folder and view contentsX.3. Registro
View the documentXI. OBSERVACIONES FINALES
View the documentREFERENCIAS
 

X.2. Importaciones/Exportaciones

El Acuerdo sobre los ADPIC no restringe la posibilidad de que una licencia obligatoria sea ejecutada mediante la importación del producto patentado.163 Ésa puede ser, de hecho, la única manera viable de poner en uso una licencia obligatoria allí donde el tamaño del mercado interno no justifica la fabricación en el país, o donde hay que hacer frente con rapidez a una situación de emergencia. Sin embargo, una vez que el Acuerdo se aplique y que la mayoría de los países del mundo concedan protección a los productos farmacéuticos, será cada vez más difícil que el concesionario de una licencia obligatoria consiga fuentes de suministro independientes para un producto farmacéutico patentado. El titular de la patente podrá (por ejemplo, a través de prohibiciones contractuales a la exportación impuestas a sus concesionarios y distribuidores) bloquear efectivamente la posibilidad de obtener tales productos mediante importación. Esto, en la práctica, hará que disminuya significativamente la efectividad de las licencias obligatorias como manera de facilitar el acceso a los medicamentos. De todos modos, el mercado necesario para conseguir economías de escala satisfactorias sería distinto según el medicamento, de suerte que para algunos medicamentos las licencias obligatorias serían efectivas incluso para compañías de mediano tamaño.

163 La importación del producto era un elemento clave en el sistema obligatorio canadiense ya citado, tal como quedó revisado en 1969 (McFertridge, 1998, pág. 83). Si el concesionario de una licencia obligatoria importase productos legítimos (vendidos en un país extranjero por el titular de la patente o con su consentimiento), sus actos quedarían cubiertos bajo una excepción para las importaciones paralelas.


El concesionario de una licencia obligatoria puede importar de un concesionario homólogo en otro país. En este caso, el producto importado habría sido comercializado legítimamente en el país exportador. Una importación de esa clase se puede considerar como importación paralela legal, ya que el titular de la patente habría obtenido remuneración en el país exportador y agotado allí sus derechos.164 Si se sostuviera esta interpretación, no habría realmente ninguna necesidad de obtener una licencia obligatoria para importar.

164 La admisibilidad de esta interpretación puede, sin embargo, ser impugnada ante la OMC sobre la base de que una licencia obligatoria no implica el "consentimiento" del titular de la patente, como se requiere en algunas jurisdicciones para considerar que sus derechos se han agotado.


Otra cuestión sería, no obstante, si el concesionario de la licencia obligatoria estaría autorizado a exportar. El Acuerdo sobre los ADPIC estipula que una licencia obligatoria debe destinarse "principalmente" a abastecer el mercado interno (artículo 31.f). Por lo tanto, las exportaciones son posibles, aunque probablemente no deberían constituir la actividad principal del concesionario en lo que se refiere al producto bajo licencia.

Ahora bien, la limitación del artículo 31.f puede no ser aplicada cuando se ha concedido la licencia obligatoria para poner remedio a prácticas anticompetitivas (artículo 31.k). Esta excepción coincide con la práctica que se sigue en los Estados Unidos en el caso de las licencias obligatorias concedidas al amparo de la legislación antimonopolio.165

165 Véanse, p. ej., "U.S. vs. Western Elec. Co. Inc.", Civ. No. 17-49, 1956 Trade Cases (CCH) 168, 246, Sx (E) (3) (D.N.J. 1956); "U.S. vs. International Bus. Mach. Corp.", Civ. No. 72-344, 1956 Trade Cases (CCH) 68, 245, SxI (q) (4) (S.D.N.Y. 1956); "U.S. vs. Imperial Chem. Indus. Ltd.", 100 F. Supp. 504 (S.D.N.Y. 1952) (Final judgement).


Cualquiera que sea el enfoque adoptado, es evidente que para que la concesión de licencias obligatorias consiga su objetivo es necesario asegurar fuentes de suministro alternativas adecuadas, bien sea a través de la fabricación en el país (que puede no ser viable en países pequeños) o a través de la importación.

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: March 20, 2014