Expand Document  |  Expand Chapter  |  Full TOC  |  Printable HTML version
Boletín de medicamentos esenciales - No. 028 & 029 - Número doble
(2000; 36 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
Open this folder and view contentsEDITORIAL
Open this folder and view contentsNOTICIARIO
Open this folder and view contentsRESISTENCIA A LOS ANTIMICROBIANOS
View the documentCARTAS A LA DIRECTORA
Open this folder and view contentsPOLÍTICA FARMACÉUTICA NACIONAL
Open this folder and view contentsNOTICIARIO
Open this folder and view contentsACCESO
Open this folder and view contentsINFORMACIÓN SOBRE LOS MEDICAMENTOS
Open this folder and view contentsINVESTIGACIONES
View the documentREUNIONES Y CURSOS
View the documentNETSCAN
View the documentPUBLICACIONES RECIENTES
Open this folder and view contentsMEDICINA TRADICIONAL
Open this folder and view contentsCOMERCIO MUNDIAL
 

CARTAS A LA DIRECTORA

Prescripción en el sector privado

Señora Directora:

Cuando trabajé como farmacéutico en el sector público, hallé relativamente fácil la promoción del uso racional de los medicamentos mediante la observación de la lista de medicamentos esenciales, las directrices terapéuticas normalizadas y los formularios. Sin embargo, ahora estoy empleado en el sector privado y encuentro difícil utilizar esos medios por la resistencia de los prescriptores a lo que consideran como restricciones aplicadas a ellos.

Es evidente que las fuerzas que impulsan al sector privado no son iguales a las que prevalecen en el sector público. Por ejemplo, la contención del costo no es prioritaria, pues el consumidor (en general los insatisfechos con el sistema de atención pública de salud) paga los servicios, principalmente por alguna forma de seguro de enfermedad. Mi pregunta es: ¿es realmente posible en el sector privado racionalizar el uso de los medicamentos y alcanzar todavía ingresos satisfactorios? Me interesaría conocer las opiniones de los lectores.

-Dr. Atieno Ojoo, P.O. Box 13576,
Nairobi, Kenya.

¿Una solución sencilla para mantener registros de los pacientes?

Señora Directora:

En los países en desarrollo, la idea de mantener registros médicos en las consultas hospitalarias es poco práctica y a menudo imposible de aplicar. Aquí, en la región de Dodoma de Tanzanía, el servicio ambulatorio ha adoptado mi sugerencia de que los pacientes tengan un «folleto sobre salud». El folleto es en realidad un cuaderno de ejercicios de la escuela primaria, ampliamente disponible y de un precio de unos US$0,06. Como el cuaderno es propiedad del paciente, el sentido de pertenencia significa que habitualmente será cuidado y estará disponible siempre que sea necesario.

Las ventajas del sistema son que proporciona una historia clínica completa del paciente, especialmente útil en caso de hipertensión, diabetes, asma o alergia. Además los datos están registrados cronológicamente, mientras que antes teníamos con frecuencia que examinar nuestros papeles y ponerlos en orden. Cuando hay escasez de fichas y archivos de hospital, el folleto puede utilizarse también como archivo del paciente o como gráfica de crecimiento para los menores de cinco años. Dado que los médicos de categoría superior pueden formular observaciones y modificar diagnósticos y tratamientos previos, el sistema puede ayudar a mejorar las aptitudes de los colegas más jóvenes y sus prácticas de prescripción.

La falta de suministros y de personal motivado debe convencer a los administradores de hospital de confiar más en el compromiso del usuario y dejar a los pacientes que posean sus propias historias clínicas.

-Dr. Massimo Serventi, Pediatra,
Hospital General de Dodoma, apartado
postal 1498, Dodoma, Tanzanía.

Cloroquina inferior a las normas en Ghana

Señora Directora:

Los países del África tropical registran más del 90% de la incidencia total del paludismo y la gran mayoría de las defunciones por paludismo, siendo los niños los más vulnerables a la enfermedad. La cloroquina es uno de los medicamentos utilizados con más frecuencia en la prevención y el tratamiento. Ahora bien, en los últimos años, en algunas zonas endémicas, ciertas cepas de Plasmodium falciparum, uno de los parásitos responsables del paludismo, se han hecho resistentes a la cloroquina. Entre los motivos citados de ese fenómeno figuran la fabricación, venta y empleo de preparaciones de cloroquina inferiores a las normas. En Ghana hemos completado un estudio de ocho años para descubrir la amplitud del problema, habiéndose reforzado las preocupaciones por la calidad de la cloroquina aquí disponible.

En los laboratorios de la Junta de Normas de Ghana se examinaron, entre l992 y 1999, 38 muestras de tabletas y 57 muestras de jarabes de fosfato de cloroquina fabricados localmente por distintas empresas. Todas las muestras se analizaron conforme a los métodos de valoración de la Farmacopea Británica. La especificación de la Farmacopea para el contenido de fosfato de cloroquina de los comprimidos es del 92,5% al 107% de la indicación de la etiqueta. En las tabletas producidas en Ghana, la norma es de 250 mg de cloroquina y, en el caso del jarabe, la concentración aceptable es de 118,75 a 131,25 por 5 ml.

Entre las 38 muestras de comprimidos analizadas, cuatro contenían concentraciones de fosfato de cloroquina inferiores al requisito mínimo, y una muestra se hallaba en el 38,9%. Entre las 57 muestras de jarabe, 10 contenían niveles de ingrediente activo inferiores al mínimo exigido.

Llegamos a la conclusión de que, en los ocho años del estudio, algunos enfermos palúdicos recibieron cantidades importantes de fosfato de cloroquina inferior a la norma en tabletas y jarabes. Sin embargo, se han aprendido las lecciones y se han adoptado medidas para mejorar la situación. Un fabricante local tuvo que retirar los lotes afectados de los medicamentos y vio cerrada su fábrica hasta que estableció un sistema eficaz de garantía de la calidad. Los fabricantes locales proveedores del Ministerio de Salud tienen ahora que someter sus productos al ensayo y la certificación del laboratorio nacional de control de la calidad. El Consejo de Alimentos y Medicamentos está aplicando medidas para garantizar la calidad de los medicamentos en la fabricación, el suministro y la distribución. Durante 1999 se formó una asociación de fabricantes de medicamentos, decididos a cumplir las prácticas adecuadas de fabricación de la OMS.

-Charlotte Ohene-Manu
y Jonathan Martey,
Ghana Standards Board,
Drugs and Cosmetics Department,
P.O. Box MB, 245, Accra, Ghana.

 

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: August 29, 2014