Boletín de medicamentos esenciales - No. 028 & 029 - Número doble
(2000; 36 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
Open this folder and view contentsEDITORIAL
Open this folder and view contentsNOTICIARIO
Close this folderRESISTENCIA A LOS ANTIMICROBIANOS
View the documentResistencia a los antimicrobianos: los hechos
View the document¿Quién contribuye al mal uso de los antimicrobianos?
View the documentProblemas del uso de antimicrobianos en la agricultura y la ganadería
View the document¿Promover la resistencia?
View the documentUso de los antibióticos y resistencia bacteriana a los antibióticos en los niños en una comunidad vietnamita
View the documentTrabajos para reducir el costo de los medicamentos anti-TB
View the documentCómo afrontó Chile el uso excesivo de antimicrobianos
View the documentNepal: una estrategia económica para mejorar la prescripción
View the documentContención de la farmacorresistencia mediante el control de las infecciones hospitalarias
View the documentCambio del comportamiento prescriptor
View the documentOrdenación de las prioridades en las intervenciones para contener la resistencia a los antimicrobianos
View the documentSitios en la Red útiles sobre resistencia a los antimicrobianos
View the documentPioneros en la resistencia a los antimicrobianos
View the documentCARTAS A LA DIRECTORA
Open this folder and view contentsPOLÍTICA FARMACÉUTICA NACIONAL
Open this folder and view contentsNOTICIARIO
Open this folder and view contentsACCESO
Open this folder and view contentsINFORMACIÓN SOBRE LOS MEDICAMENTOS
Open this folder and view contentsINVESTIGACIONES
View the documentREUNIONES Y CURSOS
View the documentNETSCAN
View the documentPUBLICACIONES RECIENTES
Open this folder and view contentsMEDICINA TRADICIONAL
Open this folder and view contentsCOMERCIO MUNDIAL
 

Contención de la farmacorresistencia mediante el control de las infecciones hospitalarias

- NIZAM DAMANI*

* El Dr. Nizam Damani es Director Clínico y Microbiólogo Consultor, Craigavon Area Hospital, 68 Lurgan Road, Portadown, Co. Armagh BT63 5QQ, Irlanda del Norte, R.U. Tel: +44 1 28 38 33 4444 ext. 2654, fax: +*******************.

Los hospitales son un componente primordial del problema de la resistencia a los antimicrobianos en todo el mundo, porque con frecuencia los pacientes muy vulnerables necesitan un tratamiento prolongado con antibióticos y porque surge el problema de las infecciones cruzadas.

Todo hospital debe conceder alta prioridad a la contención y control de los organismos multirresistentes, lo que exige un enfoque de equipo. El primer paso consiste en establecer un comité de control de las infecciones que sea activo y eficaz, con responsabilidad para formular, aplicar y revisar el programa de lucha contra las infecciones en todo el hospital.

Función del laboratorio de microbiología

Es indispensable un buen servicio de laboratorio de diagnóstico microbiológico. Los laboratorios deben utilizar protocolos internacionalmente admitidos para identificar los microorganismos y la sensibilidad a los antibióticos, y su gama de medios diagnósticos debe abarcar las infecciones no bacterianas y excepcionales. Es indispensable el estrecho enlace entre los clínicos, el equipo de control de las infecciones y el comité de farmacología y terapéutica. Los laboratorios deben servir de importante fuente de datos locales de vigilancia para el hospital y la comunidad.

Prescripción de antibióticos: un elemento primordial

Los comités de farmacología y terapéutica de los hospitales deben ser responsables de la promoción de la prescripción racional, la vigilancia y el uso de los medicamentos, y la contención del costo. Deben analizar con regularidad el uso de antibióticos, realizar auditorías y dar a los médicos retroinformación suficiente para influir en los hábitos de prescripción. Los comités deben también aprobar el empleo de los agentes antimicrobianos más modernos, que debe limitarse a cuadros clínicos acordados.

Es preciso formar a los médicos para que sean responsables de la prescripción racional y justifiquen su uso de antimicrobianos. Sus normativas de prescripción deben estar basadas en pruebas científicas y reflejar los datos locales sobre vigilancia de la resistencia a los antibióticos. Ello puede lograrse mediante un formulario hospitalario escrito y una normativa relativa a los antibióticos que sea actualizada con regularidad y que reciba amplias aportaciones y consenso de todos los interesados.

Medidas de control de las infecciones

Las precauciones en forma de barrera son indispensables para evitar la difusión de microorganismos multirresistentes en los hospitales. Incluyen el aislamiento de los pacientes con microorganismos multirresistentes y la aplicación por el personal de procedimientos de higiene de las manos y del uso de equipo apropiado de protección personal. Es importante que las medidas de control de las infecciones se basen en la epidemiología local y estén adaptadas a las necesidades individuales.

Los hospitales deben disponer de una normativa escrita sobre desinfectantes, con procedimientos que aseguren la descontaminación apropiada del equipo y el medio ambiente. Deben efectuarse con regularidad verificaciones de la esterilidad recomendadas internacionalmente. Dado que los microorganismos multirresistentes pueden sobrevivir en el medio ambiente durante largos periodos y actuar como reservorios de la infección, el ambiente hospitalario debe estar limpio, seco y exento de polvo.

Los dispositivos terapéuticos, como son los catéteres urinarios e intravenosos, no sólo son responsables de la mayoría de las bacteriemias adquiridas en el hospital (nosocomiales) sino también de las infecciones y brotes cruzados de microorganismos multirresistentes. Los catéteres urinarios deben colocarse sólo cuando sean necesarios y retirarse en cuanto ya no se requieran. Es preciso observar todas las precauciones higiénicas. El uso de antibióticos debe limitarse a los pacientes que muestren signos clínicos de infección.

La mayor parte de las infecciones primarias de la corriente sanguínea se asocian al uso de dispositivos intravasculares. De nuevo la mejor prevención consiste en colocar un dispositivo intravascular sólo cuando sea necesario y mantenerlo durante un periodo mínimo. No se recomienda la utilización rutinaria de antibióticos para evitar las infecciones asociadas a las sondas urinarias y los catéteres intravenosos.

Un reto universal

El control y la contención de los microorganismos multirresistentes representan un reto universal que requiere acciones nacionales e internacionales, pues las largas distancias ya no son un obstáculo para la difusión debido a la facilidad de los viajes. Cada hospital debe dedicar recursos apropiados al programa del control de la infecciones, pues de otro modo pueden sufrir la salud y los recursos de atención de la salud.


Nadie es más vulnerable a la multifarmacorresistencia que los pacientes ingresados en hospitales - Foto: OMS/OPS/A. Waak

Referencias

1. OMS. Recommendations for the control of meticillinresistant Staphylococcus aureus (MRSA). Ginebra.: Organización Mundial de la Salud; 1996. WHO/EMC/LTS/96.1.

2. The Hospital Infection Control Practices Advisory Committee. Recommendations for prevening the spread of vancomycin resistance. Morbidity and Mortality Weekly Report 1995; 44:1-13.

3. Global consensus conference on infection control issues related to antimicrobial resistance: Final recommendations. American Journal of Infection Control 1999; 27:503-513.

4. The Hospital Infection Control Practices Advisory Committee. Guidelines for isolation precautions in hospitals. American Journal of Infection Control 1996; 24:24-52.

5. Shlaes DM, Gerding DN, John JF, et al. Society of Healthcare Epidemiology of America and Infectious Diseases Society of America Joint Committee on the Prevention of Antimicrobial Resistance: Guidelines for prevention of antimicrobial resistance in hospitals. Infection Control and Hospital Epidemiology 1997; 18: 279-291.

6. Goldman DA, et al. Strategies to prevent and control the emergence and spread of antimicrobial-resistant micro-organisms in hospitals. Journal of American Medical Association 1996; 275: 234-240.

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: June 25, 2014