Reforma sanitaria y financiación de los medicamentos - Temas seleccionados - Serie "Economía de la salud y medicamentos", No. 006
(1999; 44 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
View the documentNota de agradecimiento
View the documentResumen de orientación
Open this folder and view contents1. Introducción
Open this folder and view contents2. Reformas de la financiación
Open this folder and view contents3. Carácter asequible y eficiencia
Close this folder4. Reformas organizativas
View the document4.1 Sistemas competitivos en el suministro público de medicamentos
View the document4.2 Descentralización de los sistemas de suministro de medicamentos
View the document4.3 Función del «tercer sector»
View the documentConclusiones
View the documentBibliografía
 

4.2 Descentralización de los sistemas de suministro de medicamentos

Descentralización

La descentralización implica la transferencia de deberes y responsabilidades de las organizaciones centrales a las organizaciones regionales, de distrito o locales. Produce cambios del tamaño y el interés de las organizaciones implicadas.

Al plantearse la descentralización surgen cuestiones relativas a la cuantía de la autoridad que se ha de transferir, las responsabilidades que han de otorgarse, a qué nivel y a quién, y la rapidez con que se debe actuar. Por consiguiente, existen numerosas variaciones relativas al grado y la tasa de transferencia, la naturaleza de la misma y las partes implicadas.

Desde el punto de vista general, la descentralización en el sector de la salud permite identificar posibles ventajas e inconvenientes. El cuadro 12 presenta algunos de ellos.

Cuadro 12. Ventajas e inquietudes asociadas a la descentralización en el sector de la salud

Posibles ventajas

Inquietudes

• Mejora de la eficiencia del sector público en la prestación de servicios de Salud.

• Estímulo de la participación local en la Propia prestación de atención de salud.

• Aumento de la calidad de la asistencia al responder mejor a las necesidades locales.

• ¿Quién tendrá la responsabilidad de cumplir las políticas nacionales?

• Aumento de los costos: administrativos (más estratos) y asociados con la transición.

• Desigualdades interregionales (las regiones pobres ya no pueden ser subvencionadas por las regiones de mejor nivel económico).

• Rivalidades entre servicios centrales y locales a largo plazo.

• Los conocimientos y técnicas de gestión pueden hallarse más limitados en el nivel local que en el central.

• Los presupuestos sanitarios pueden reducirse para satisfacer otras necesidades locales.

La descentralización no es una solución fácil para los problemas de los sistemas de atención de salud. Si bien puede ser el resultado de una reforma organizativa, no puede considerarse como una meta en sí misma. Sin embargo, la descentralización es una opción que puede aplicarse en un contexto de reforma más amplio, a fin de impulsar la mejor aplicación de las políticas sanitaria y farmacéutica, que a su vez están destinadas al mejor logro de los objetivos en materia de salud.

Opciones para la descentralización

En el suministro de medicamentos, la descentralización implica la transferencia de algunas o la totalidad de las funciones primordiales de suministro: selección, cuantificación, adquisición, garantía de la calidad, almacenamiento, transporte, gestión de la información, gestión financiera y otras. La descentralización de las funciones de suministro de los medicamentos debe plantearse junto a los esfuerzos gubernamentales globales dirigidos a la descentralización de los servicios de salud y sociales.

La descentralización puede alcanzarse modificando los sistemas de suministro. Esos sistemas - almacenes médicos centrales (AMC), organismos autónomos, suministro directo, vendedor principal y mercado libre - se hallan en el cuadro 11 de la sección 4.1.

Los almacenes médicos centrales, en los que la mayoría de las decisiones, la gestión y la responsabilidad se hallan en una organización central, se perciben corrientemente como la opción más centralizada. Los organismos autónomos comparten la mayoría de esas características centralizadas, pero su capacidad de gestionarse a sí mismos y de administrar sus finanzas, con menos interferencia de preocupaciones políticas más amplias y de otras instituciones gubernamentales, pueden hacer que se les considere más «descentralizados» (en la interpretación más laxa del término, que indica cierto abandono de la burocracia estatal central) que los almacenes médicos centrales.

En las estrategias de suministro directo se descentralizan aspectos del transporte, la recepción y el almacenamiento de medicamentos, pero en muchos otros sectores (quién decide que ha de comprarse y cuánto, etc.) las responsabilidades pueden quedar centralizadas. Las estrategias de vendedor directo transfieren algunas responsabilidades de gestión a un vendedor privado, pero esta parte actúa entonces como coordinador central de los proveedores de medicamentos. Los mecanismos de mercado son la más descentralizada de todas las opciones de suministro.

También puede obtenerse mayor descentralización sin modificar abiertamente los sistemas de suministro sino cambiando características de un sistema dado. Por ejemplo, en una estructura de AMC, pueden otorgarse mayores responsabilidades y deberes a los almacenes médicos regionales y limitar las funciones realizadas en el nivel central.

El cambio de quién toma las decisiones y quién es el responsable no ocasiona necesariamente una variación de los mecanismos de suministro, pero puede ejercer un efecto significativo en la respuesta de éstos a las necesidades locales. Una organización autónoma de suministro, en la que la junta administrativa de directores comprenda principalmente representantes de los centros de distrito y de salud comunitaria, puede presentar un comportamiento distinto al de un organismo autónomo análogo en el que la junta de directores esté formada por personas que no utilizan realmente los servicios proporcionados por el organismo.

Además de las funciones que pueden descentralizarse y del modo de efectuar esa descentralización, conviene tomar en cuenta otros puntos en el proceso de elaboración de los modelos de suministro. Comprenden los siguientes:

¿A qué nivel deben transferirse los poderes y las responsabilidades? Cada nivel les parece «centralizado» a las personas que están por debajo del mismo. Con frecuencia debe establecerse una transacción entre el grado de «cercanía» a las cuestiones locales que es deseable y práctico, y las consideraciones relativas a la eficiencia que favorecen cierto grado de centralización.

Las responsabilidades y funciones asignadas a cierto nivel deben en general vincularse a los poderes correspondientes de adopción de decisiones y al control financiero.

Entre las limitaciones pueden figurar la capacidad de gestión en el nivel local y la infraestructura existente, como son carreteras, posibilidades de almacenamiento y laboratorios de inspección de la calidad.

El alcance y el tiempo necesarios para la transición (disolver las estructuras centralizadas antes de que todos los niveles locales tengan tiempo para reajustar sus propias estructuras y funciones a las nuevas responsabilidades puede conducir a graves problemas de suministro).

Equidad en la redistribución interna (¿existen mecanismos que garanticen la equidad para las zonas rurales y para los sectores que sufren más pobreza?).

En los sistemas de salud, el control y la adopción de decisiones están siendo cada vez más descentralizados. En el caso de los medicamentos, la descentralización puede mejorar aspectos tales como la cuantificación de las necesidades de medicamentos, la vigilancia de las existencias, la prescripción y la dispensación. Se necesita además cierto grado de descentralización para funciones tales como el registro de medicamentos, la elaboración de listas de medicamentos esenciales y tratamientos normalizados, la garantía de la calidad y la licitación a granel.

Integración de sistemas de suministro

Se está tratando también de integrar los sistemas de suministro para los programas de planificación familiar, lucha antituberculosa y otros de carácter «vertical» en los programas de medicamentos esenciales. La integración no es un fenómeno de «todo o nada». Bajo el control del programa de medicamentos esenciales pueden integrarse funciones muy necesitadas de recursos, como son la adquisición, la garantía de la calidad, el almacenamiento y la distribución material. Ahora bien, la financiación, la cuantificación de las necesidades y la vigilancia pueden permanecer bajo la dirección del programa nacional de lucha.

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: March 20, 2014