Reforma sanitaria y financiación de los medicamentos - Temas seleccionados - Serie "Economía de la salud y medicamentos", No. 006
(1999; 44 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
View the documentNota de agradecimiento
View the documentResumen de orientación
Open this folder and view contents1. Introducción
Close this folder2. Reformas de la financiación
View the document2.1 Financiación pública por medio de los ingresos generales
View the document2.2 Seguro de enfermedad
View the document2.3 Pagos por el usuario
View the document2.4 Financiación voluntaria y con fondos locales
View the document2.5 Financiación por donantes y donativos de medicamentos
View the document2.6 Préstamos para el desarrollo
Open this folder and view contents3. Carácter asequible y eficiencia
Open this folder and view contents4. Reformas organizativas
View the documentConclusiones
View the documentBibliografía
 

2.6 Préstamos para el desarrollo

En el sector de la salud, la función financiera de los bancos para el desarrollo es notable y está en aumento. En el caso del Banco Mundial, los préstamos para productos farmacéuticos en el periodo 1989-1995 ascendieron a US$ 1311 millones, de un total de US$ 7945 millones para iniciar proyectos de salud, población y nutrición (el 16,5%). De los US$ 1311 millones, US$ 779 millones se destinaron a medicamentos, US$ 268 millones a equipo farmacéutico y US$ 257 millones a formación y otros usos [28]. El recuadro 4 facilita más información.

Esta forma de financiación sirve de modo óptimo para apoyar el desarrollo de la infraestructura a largo plazo y la capacidad de los recursos humanos, siendo claramente menos apropiada para cubrir gastos ordinarios, tales como la adquisición de medicamentos. Igual que los donativos, los préstamos pueden suponer soluciones a corto plazo que disminuyen los incentivos para establecer modalidades de financiación sostenibles y a largo plazo. Además los préstamos tienen otros inconvenientes. El país no sólo debe pagar con sus propios y limitados recursos el préstamo principal y los intereses sino también soportar costos de oportunidad, pues los préstamos podrían utilizarse mejor para planes de desarrollo de distinta naturaleza. Aunque puede argumentarse que la carga global de deuda del país seguirá siendo la misma (porque se obtiene el préstamo de una determinada suma, utilizada para la adquisición de productos farmacéuticos o no), el costo de oportunidad sigue siendo una realidad que difícilmente pueden permitirse muchos países en desarrollo.

Dicho esto, no pueden ignorarse las acuciantes necesidades de muchos países en desarrollo de satisfacer sus necesidades farmacéuticas inmediatas, lo que complica notablemente la cuestión. La pobreza puede forzar a los países (igual que a las personas) a adoptar decisiones para satisfacer necesidades urgentes que no son «racionales» desde una perspectiva a largo plazo. El recuadro 4 muestra claramente que los países más pobres son los que más utilizan los préstamos para la adquisición de productos farmacéuticos (tanto en cantidad global como en porcentaje del préstamo recibido). Aunque los países más pobres se benefician de condiciones de préstamo especiales (créditos de la Asociación Internacional de Dispensarios), el problema sigue existiendo: los préstamos no son en general un sistema óptimo de financiación para la adquisición de bienes ordinarios.

Recuadro 4. Datos sobre los préstamos del Banco Mundial que comprenden componentes farmacéuticos para los ejercicios financieros de 1989-1995

Tipos de préstamos y condiciones

Préstamos del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (IBRD):

Existen variaciones en las condiciones del préstamo, que dependen del PNB por habitante del país, las preferencias del país y otros factores.

Periodo de gracia: 3-5 años.

Vencimiento: 15-20 años.

Pago: tipos de interés del mercado; amortización sobre una base anual, aunque en algunos casos se efectúan devoluciones de nivel de capital.

Créditos de la Asociación Internacional para el Desarrollo (IDA):

Para los países con PNB por habitante inferior a US$ 905 y que son insolventes para obtener los créditos del IBRD.
Periodo de gracia: 10 años
Vencimiento: 40 años.
Pago: devolución del capital al 2% durante los años 11-20 y al 4% durante los años 21-40.
Países mixtos (con PNB por habitante inferior a US$ 905, pero que en parte tienen solvencia para obtener préstamos del IBRD).
Periodo de gracia: 10 años.
Vencimiento: 35 años.
Pago: devolución del capital al 2,5% durante los años 11-20 y al 5% durante los años 21-35.

Nota: Estas condiciones y los criterios de elegibilidad son generalizaciones; puede haber excepciones.

En los ejercicios económicos 1989-1995, para proyectos SNP con componentes farmacéuticos:

Los créditos concedidos por la IDA ascendieron a US$ 2 233 millones.
Los préstamos concedidos por el IBRD ascendieron a US$ 2 018,2 millones.

Fuente: Equipo Farmacéutico, SNP, Banco Mundial

Como los recursos de esos países son extremadamente limitados, las intervenciones de la comunidad internacional para apoyar la financiación farmacéutica pueden ser de gran valor. Esa asistencia destinada a los países más pobres les permitirá satisfacer necesidades urgentes y evitar costos de oportunidad, dándoles tiempo adicional para establecer mecanismos internos de financiación que satisfagan objetivos a largo plazo en lugar de necesidades a corto plazo. Esto conducirá a un desarrollo más sostenible.

Aunque los productos farmacéuticos constituyen habitualmente gastos ordinarios, pueden existir excepciones que justifiquen el empleo de préstamos para la adquisición. Esas situaciones, (presentadas y examinadas en [7]) son las siguientes: 1) existencias para un fondo de rotación de medicamentos; 2) adquisición de medicamentos como parte de un préstamo de reajuste más amplio que apoye el equilibrio de los pagos financiando todas las necesidades de importación durante un periodo limitado; y 3) en ciertos casos, financiación de suministros farmacéuticos para programas verticales destinados a eliminar determinadas enfermedades que pueden tratarse eficazmente mediante medicamentos que no son ampliamente utilizados en otros problemas de salud.

Además de esas cuestiones, otro aspecto importante que se ha de examinar es la relación entre los préstamos y el asesoramiento político. Los préstamos para productos farmacéuticos deben acompañarse de un sólido asesoramiento técnico, que apoye la política farmacéutica nacional del país. Ahora bien, el asesoramiento político debe facilitarse a los países con independencia de cualquier instrumento financiero. El empleo de los préstamos como vehículo para difundir determinadas políticas (cualesquiera sean sus ventajas o inconvenientes) puede resultar nocivo para países que no se benefician realmente de los préstamos farmacéuticos a largo plazo. El establecimiento de condiciones es necesario, pero no deben definir la política farmacéutica de un país. En lugar de ello, la política debe determinar la mezcla idónea de modalidades de financiación en un país. La disponibilidad de asesoramiento independiente logra que las opciones de financiación apoyen los objetivos y prioridades nacionales en materia de salud y productos farmacéuticos.

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: June 25, 2014