Expand Document  |  Expand Chapter  |  Full TOC  |  Printable HTML version
Principios prácticos para efectuar buenas adquisiciones de productos farmacéuticos
(2000; 24 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
View the documentAutores y editores
View the documentNota de agradecimiento
View the documentSiglas y abreviaturas
View the documentIntroducción
View the document1. Presentación del problema
Open this folder and view contents2. Objetivos estratégicos para efectuar buenas adquisiciones de productos farmacéuticos
Open this folder and view contents3. Principios prácticos para efectuar buenas adquisiciones de productos farmacéuticos
View the document4. Aspectos prácticos de ejecución
View the documentBibliografía y lecturas recomendadas
 

4. Aspectos prácticos de ejecución

Los 12 principios prácticos para efectuar buenas adquisiciones de productos farmacéuticos tienen por objeto mejorar las adquisiciones de productos farmacéuticos por los ministerios de salud, organismos de suministro, organizaciones no gubernamentales y otras organizaciones que participan en el suministro de medicamentos. Cuando se introduzcan y utilicen estos principios, debe recordarse el siguiente.

Los principios prácticos deben utilizarse para establecer procedimientos prácticos normalizados

Estos doce principios constituyen las condiciones mínimas para un sistema de adquisición de medicamentos fiable y eficaz en función de los costos. Deben utilizarse como base para establecer un conjunto de procedimientos prácticos normalizados más detallados, teniendo presentes las circunstancias institucionales específicas y las condiciones del mercado en las cuales debe operar el sistema.

Los procedimientos prácticos normalizados se deben aplicar correctamente y someter a vigilancia

Los principios prácticos y los procedimientos prácticos normalizados deben estar respaldados por una política farmacéutica nacional y por leyes y reglamentaciones. Se debe pedir a los organismos internacionales y otras organizaciones externas que prestan apoyo técnico o financiero al sistema nacional de suministro de medicamentos que respalden y promuevan la aplicación de dichos principios y procedimientos.

Es posible efectuar buenas adquisiciones de medicamentos solamente dentro de un sistema de suministro de medicamentos bien administrado

Los procedimientos prácticos normalizados pueden mejorar las actividades de adquisición de medicamentos a condición de que se apliquen en un organismo de suministro de medicamentos bien administrado. Éste puede ser el típico almacén médico central del Estado, un organismo de suministro autónomo o semiautónomo, un organismo no gubernamental independiente o algún otro organismo de suministro. Los factores críticos para el desempeño de los organismos de suministro de medicamentos son: personal directivo superior capacitado; políticas adecuadas de personal; la existencia de una junta de composición amplia encargada de la planificación y el seguimiento del trabajo general; cláusulas apropiadas en el contrato entre el gobierno y el contratista; y sistemas financieros y de contabilidad fiables.

Se debe elegir un buen modelo de control de las compras y los inventarios

Las adquisiciones se pueden efectuar mediante una única convocatoria de licitación anual, un calendario de licitaciones periódicas a lo largo del año, un sistema de inventario permanente en el cual se procede a las adquisiciones tan pronto como las reservas descienden por debajo de cierto nivel, o mediante una combinación de esos sistemas. La elección depende de una variedad de factores, entre ellos la clase de medicamentos utilizados (por ejemplo si son medicamentos costosos o bien tienen una breve vida útil o una tasa de consumo alta o baja), la situación geográfica, la capacidad de producción local, el consumo total, etc. La geografía es importante ya que en las localizaciones más aisladas se tiende a efectuar adquisiciones con menor frecuencia. La capacidad local de producción permite mayor flexibilidad y entregas más frecuentes. Los artículos de gran consumo pueden adquirirse con mayor frecuencia a lo largo del año. La elección del modelo de adquisiciones e inventario afecta a los costos directos de los medicamentos, a los requisitos de personal (las compras más frecuentes requieren más tiempo de personal) y los costos de inventario (las adquisiciones menos frecuentes requieren más espacio de depósito).

En alguna etapa, deberá introducirse un sistema computadorizado eficaz para administrar el control de inventarios. Probablemente deberá introducirse progresivamente, con el apoyo de un sistema desarrollado o de una empresa local. Un buen sistema manual de control de inventarios se puede computadorizar.

Pueden ser necesario adaptar la legislación y la reglamentación

Las leyes y los reglamentos nacionales constituyen el fundamento jurídico necesario para los procedimientos de adquisición, el cumplimiento de los contratos, la autoridad financiera, la responsabilización del personal y otros aspectos críticos de las actividades de adquisición. La legislación y los reglamentos existentes pueden ser plenamente compatibles con los doce principios centrales. Sin embargo, a menudo se necesitarán cambios legislativos o reglamentarios.

Un problema común es que las reglas generales de adquisición de medicamentos por el sector público no tienen en cuenta los requisitos específicos de la adquisición o la compra de preparaciones farmacéuticas. El reto puede consistir no sólo en identificar los cambios que se necesitan, sino también en convencer a las autoridades legislativas y financieras pertinentes que la adquisición de productos farmacéuticos en realidad requiere un enfoque diferente. Algunos ejemplos de requisitos específicos son: la separación de las funciones clave de adquisiciones, la necesidad de auditoría financiera, el uso obligatorio de los nombres genéricos, la necesidad de registro de los productos (que también debe aplicarse al sector público, pero a menudo se pasa por alto) y la calificación oficial de los proveedores. Otros temas relacionados son las políticas de precios y los criterios éticos aplicables a la promoción de medicamentos.

Necesidad de fomentar la capacidad

La adquisición de productos farmacéuticos es una actividad profesional especializada que requiere una combinación de conocimientos, aptitudes y experiencia. Con demasiada frecuencia los organismos de suministro de medicamentos tienen personal con poca o ninguna formación específica en materia de adquisición de productos farmacéuticos. Por consiguiente, es esencial que el personal que ocupe puestos de responsabilidad sobre las adquisiciones esté bien capacitado y sumamente motivado. La capacitación puede impartirse mediante cursos nacionales o internacionales, pasantías en organismos internacionales de suministro u organismos de suministro de otros países, o merced a la colaboración a corto o a largo plazo de asesores técnicos externos experimentados.

Los organismos internacionales y bilaterales deben apoyar el sistema nacional de adquisiciones

La asistencia para el desarrollo concedida mediante préstamos, subvenciones u otros mecanismos financieros tiene por objeto contribuir al desarrollo del sector de la salud a largo plazo. La asistencia técnica externa está destinada a crear capacidad local y desarrollar sistemas sostenibles, por lo que debe ser compatible con las políticas del país.

Es esencial que la asistencia para el desarrollo fomente buenas prácticas de adquisición de productos farmacéuticos y tienda hacia la sostenibilidad, en lugar de perjudicar o retardar el desarrollo nacional de dichas prácticas. Desde el punto de vista del desarrollo, la inversión en la enseñanza de buenas prácticas de adquisición quizá sea más importante que la mera adquisición de medicamentos. Por lo tanto, los organismos internacionales, multilaterales y bilaterales quizás deban examinar sus propios procedimientos, requisitos y actividades de asesoramiento técnico atendiendo al presente documento. Asimismo, los organismos externos deben respetar las Directrices sobre donativos de medicamentos, de la OMS o sus adaptaciones nacionales.

En los sistemas descentralizados se requieren arreglos especiales para las adquisiciones

Las funciones del sistema de salud están descentralizándose cada vez más hacia los servicios de salud provinciales, distritales o locales. En el sector farmacéutico las experiencias de descentralización han sido desiguales. La selección adecuada de medicamentos, las reducciones de precios por adquisiciones en grandes cantidades, la garantía de la calidad y la responsabilización pueden verse comprometidas cuando las adquisiciones están descentralizadas.

Teóricamente, los doce principios centrales para efectuar buenas adquisiciones se aplican también a los sistemas descentralizados, pero en la práctica puede ser necesario adaptarlos. Por ejemplo, la separación de las funciones clave quizá sea difícil con un personal local limitado. Las adquisiciones en grandes cantidades quizá sean posibles sólo si los distritos y las principales unidades de salud mancomunan sus pedidos y negocian un contrato. Mediante un sistema de entrega directa, los medicamentos se envían al distrito o a la unidad de salud, que pagan lo debido. Finalmente, quizá sea difícil para las autoridades locales comprobar la calidad de los medicamentos. Algunos sistemas descentralizados dependen de la lista de proveedores calificados proporcionada por las autoridades nacionales.

Para lograr buenas prácticas de adquisición de medicamentos en los sistemas descentralizados debe estar bien clara la función del gobierno central. Generalmente sería responsabilidad de éste garantizar la inocuidad y la eficacia de todos los medicamentos que circulan en el mercado y en el sistema de salud, y vigilar el desempeño del sistema descentralizado de adquisiciones. Además, el gobierno central puede convocar a un concurso de ofertas de precios de los medicamentos para los sistemas de entrega directa.

Otras cuestiones prácticas

Además de lo antedicho, existen otras posibilidades que deben considerarse para mejorar el desempeño de las actividades de adquisición, a saber:

• el recurso a los organismos internacionales de suministro de medicamentos, como la organización Equipment for Charity Hospitals Overseas (ECHO), la Asociación Internacional de Dispensarios (IDA) y el UNICEF. Sus servicios pueden ser especialmente beneficiosos cuando se necesitan cantidades pequeñas de un producto;

• el acceso a la información sobre los precios y las fuentes de suministros. La información sobre precios comparativos está actualmente a disposición de los países en la International drug price indicator guide (Management Sciences for Health y Banco Mundial, 1999);

• los sistemas primarios y secundarios de prerregistro y posregistro de los proveedores;

• la administración de sistemas mixtos de medicamentos adquiridos y medicamentos donados, especialmente en los países donde las donaciones forman una gran parte de los suministros de medicamentos. En esos países una política activa de parte de los donantes, indicaciones claras de las necesidades de medicamentos a los donantes potenciales y el anuncio y el registro tempranos de las donaciones de medicamentos previstas son sumamente importantes para obtener el máximo beneficio de las donaciones y evitar la superposición de solicitudes de donación y pedidos de medicamentos.

 

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: December 1, 2019