Modelo OMS de información sobre prescripción de medicamentos: Medicamentos utilizados en las enfermedades parasitarias - Segunda edición
(1996; 160 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
View the documentPrefacio
Close this folderProtozoos
Open this folder and view contentsAmibiasis y giardiasis
View the documentBabesiosis
View the documentAmibas de vida autónoma
Open this folder and view contentsLeishmaniasis
Open this folder and view contentsPaludismo
View the documentInfecciones intestinales diversas
Open this folder and view contentsNeumocistosis
Open this folder and view contentsToxoplasmosis
Open this folder and view contentsTricomoniasis
Open this folder and view contentsTripanosomiasis africana
Open this folder and view contentsTripanosomiasis americana
Open this folder and view contentsHelmintos
View the documentOtras publicaciones de la OMS sobre temas afines
View the documentCubierta posterior
 

Infecciones intestinales diversas

La mayor parte de las infecciones protozoarias que producen diarrea se deben a la amibiasis o a la giardiasis. Sin embargo, a veces se encuentran quistes y oocistos de otros protozoos en las heces de los pacientes con diarrea persistente.

Balantidiasis

Balantidium coli es muy común en muchos animales (particularmente en el cerdo) en todo el mundo, pero rara vez es causa de enfermedad en el ser humano. Los quistes microscópicos eliminados por las heces pasan al hombre a través de los alimentos y el agua contaminados. Una vez ingeridos, se transforman en trofozoitos en el intestino grueso. La mayor parte de los casos son asintomáticos, pero a veces se observan grandes úlceras necróticas que dan lugar a una disentería fulminante con perforación intestinal mortal.

Prevención

La transmisión se reduce dondequiera que se eleve el nivel de vida y, en particular, mediante la instalación de sistemas de abastecimiento de agua corriente.

Tratamiento

La tetraciclina (500 mg cuatro veces al día durante 10 días) pone rápidamente fin al proceso. Los resultados han sido menos constantes con los 5-nitroimidazoles, particularmente el metronidazol.

Sarcocistosis

Sarcocystis hominis (Isospora hominis) y S. suihominis están muy extendidos en el ganado vacuno y porcino de muchas regiones. Cuando se ingieren los quistes en la carne sin cocinar se produce un trastorno gastrointestinal leve y transitorio. Los quistes invaden a veces la mucosa intestinal y el músculo esquelético, estableciéndose en ellos, pero sólo en raros casos provocan diarrea o dolores musculares.

Prevención

El parásito se destruye mediante la cocción completa o la congelación rápida de la carne afectada.

Tratamiento

Rara vez es necesario el tratamiento, ya que la infección intestinal suele remitir espontáneamente y la infección de los músculos es generalmente asintomática.

Infección por Isospora belli

Isospora belli es un microorganismo específico del hombre. Aunque rara, su presencia está muy extendida, especialmente en los climas tropicales y subtropicales. Los oocistos eliminados con las heces pueden causar, cuando se ingieren, diarrea, dolor abdominal y pérdida de peso. La mayor parte de las infecciones se curan espontáneamente, pero a veces, especialmente en los sujetos inmunodeficientes, pueden persistir durante muchos meses, dando lugar a malabsorción.

Tratamiento

A los pacientes que eliminan oocistos por las heces se les debe tratar con sulfametoxazol/trimetoprima (800 mg + 160 mg cuatro veces al día durante 10 días) que, según se ha señalado, tiene un efecto curativo.

Infección por Dientamoeba fragilis

Dientamoeba fragilis, que tiene una distribución mundial y causa a veces diarreas intermitentes y dolor abdominal, puede ser trasmitida por Enterobius vermicularis.

Tratamiento

El tratamiento con diloxanida u otro amibicida intraluminal sólo está justificado cuando aparecen síntomas.

Infección por Entamoeba polecki

Entamoeba polecki se encuentra en todo el mundo, pero rara vez produce una infección sintomática en el ser humano. Se le han atribuido casos de diarrea y dolor abdominal, especialmente en Papua Nueva Guinea. La transmisión se produce probablemente por transferencia de quistes eliminados por cerdos o monos.

Tratamiento

Algunos consideran que la combinación de diloxanida y metronidazol, tal como se recomienda para el tratamiento de las infecciones por E. histolitica, tiene un efecto curativo.

Criptosporidiosis

Cryptosporidium spp está ampliamente distribuido entre los cuadrúpedos de la zona tropical, especialmente las terneras. Los oocistos eliminados por las heces se transmiten al hombre por los alimentos y el agua contaminados. Estos microorganismos constituyen una importante causa de diarrea aguda en los niños, así como en las fases terminales del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). No existe ningún tratamiento específico.

Infección por Blastocystis hominis

Blastocystis hominis, que con frecuencia se asocia a Entamoeba histolytica, puede causar por sí solo dolor abdominal, anorexia y diarrea en las infecciones graves. Cuando está justificado, el tratamiento con metronidazol (2 g al día durante cinco días) resulta eficaz.

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: November 5, 2014