Centro de prensa

Reunión del Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional (2005) acerca de la fiebre amarilla

Declaración de la OMS
19 de mayo de 2016

La Directora General, en virtud del Reglamento Sanitario Internacional (2005) (RSI 2005), convocó una reunión del Comité de Emergencia acerca de la fiebre amarilla, que tuvo lugar por teleconferencia el 19 de mayo de 2016, de 13.00 a 17.15 horas (hora de Europa Central).

En la sesión de información sobre la reunión participaron los siguientes Estados Partes afectados: Angola y la República Democrática del Congo.

La Secretaría de la OMS informó al Comité acerca de la historia y las repercusiones de la Iniciativa contra la Fiebre Amarilla, el brote urbano de fiebre amarilla registrado en Luanda (Angola) y su propagación nacional e internacional a la República Democrática del Congo, China y Kenya.

Se facilitó al Comité información adicional sobre el creciente riesgo de fiebre amarilla urbana en África y la situación de la reserva mundial de vacuna antiamarílica.

Tras examinar la información recibida y deliberar al respecto, el Comité decidió que los brotes de fiebre amarilla registrados en Angola y la República Democrática del Congo constituían un evento de salud pública grave que justificaba la intensificación de las medidas nacionales y el aumento del apoyo internacional. El Comité decidió, sobre la base de la información recibida, que en ese momento el evento no constituía una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII).

Pese a considerar que el evento no constituía entonces una ESPII, los miembros del Comité hicieron particular hincapié en los graves riesgos nacionales e internacionales que entrañaban los brotes urbanos de fiebre amarilla y facilitaron asesoramiento técnico sobre las medidas inmediatas que la OMS y los Estados Miembros podrían plantearse en las esferas siguientes:

  • aceleración de la vigilancia, vacunación en masa, comunicación de los riesgos, movilización de la comunidad, lucha antivectorial y medidas de manejo de los casos en Angola y la República Democrática del Congo;
  • control de la vacunación antiamarílica de todos los viajeros, especialmente los trabajadores migrantes, procedentes de Angola y la República Democrática del Congo o con destino a esos países;
  • intensificación de las actividades de vigilancia y preparación, en particular verificación de la vacunación antiamarílica de los viajeros y comunicación de los riesgos, en los países expuestos y los países que tengan frontera terrestre con los países afectados.

El Comité subrayó también la necesidad de manejar con prontitud cualquier nueva importación de fiebre amarilla, evaluar a fondo las actividades de respuesta en curso, y ampliar rápidamente la capacidad de diagnóstico y confirmación de la fiebre amarilla.

Reconociendo que las reservas internacionales de vacuna antiamarílicas son limitadas, el Comité aconsejó que se aplicara de inmediato la política consistente an administrar una dosis única, de protección vitalicia, de vacuna antiamarílica,2 y que el Grupo de Expertos de la OMS de Asesoramiento Estratégico en materia de inmunización evaluara rápidamente las estrategias de ahorro de dosis de vacuna antiamarílica.

Seguidamente, el Comité dio su acuerdo al examen y la revisión previstos de la estrategia mundial de prevención de brotes urbanos de fiebre amarilla, de conformidad con la evaluación de la OMS, que ha constatado un aumento del riesgo de que se produzcan esos eventos.

Sobre la base de esas opiniones y de la información disponible, la Directora General aceptó la evaluación del Comité de que la situación actual en lo que se refiere a la fiebre amarilla es grave y de gran preocupación y que exige la intensificación de las medidas de control, pero que no constituye una ESPII.

La Directora General insta a los Estados Miembros a que apliquen a los viajeros procedentes de Angola y la República Democrática del Congo o con destino a esos países los requisitos de vacunación contra la fiebre amarilla de conformidad con el RSI (2005).3

La Directora General dio las gracias al Comité por su exhaustivo asesoramiento sobre las medidas prioritarias de aplicación en los países expuestos y sobre las actividades ulteriores de la OMS relativas al manejo del riesgo de fiebre a amarilla. La Directora General agradeció al Comité que hubiera dado su conformidad a reunirse de nuevo en caso necesario.


2 Résolution WHA67.13 de l’Assemblée mondiale de la Santé
3 Conformément à l’annexe 7 du Règlement sanitaire international (2005).