Estadísticas sanitarias mundiales 2005
Publicación ocasional
World Health Organization
ISBN-13    9789243593265 ISBN-10    9243593269
Número de pedido    31500636   
Precio    CHF    40.00 / US$    48.00 País en desarrollo    CHF    20.00
Español     2005        96   páginas
Índice
 
 
 
Resumen
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recopila y resume una gran cantidad de datos cuantitativos de diversos ámbitos de la salud a través de las sus oficinas en los países, Oficinas Regionales y departamentos en la Sede. Estos datos se utilizan internamente para estimación, promoción, formulación de políticas y evaluación. También se difunden ampliamente en publicaciones oficiales y mediante mecanismos más oficiosos, tanto electrónicos como impresos.
La presente publicación se centra en un conjunto básico de indicadores sanitarios que han sido seleccionados según la disponibilidad actual de los datos y su calidad e incluye la mayoría de los indicadores relacionados con la salud, que fueron seleccionados para medir los progresos realizados hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). La finalidad del conjunto de indicadores no es reflejar todos los aspectos relacionados con la salud, sino proporcionar una visión instantánea de la actual situación sanitaria en los países. Cabe destacar que los indicadores que conforman este conjunto no son fijos: algunos se agregarán a lo largo de los años o cobrarán mayor importancia, mientras que otros podrán resultar menos pertinentes o incluso irrelevantes.
Varios indicadores clave, incluidos algunos indicadores de los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con la salud, no se recogen en esta primera edición de Estadísticas Sanitarias Mundiales, debido sobre todo a aspectos relativos a la calidad y comparabilidad de los datos. En el caso de ciertos indicadores, las metodologías de medición y estimación están siendo desarrolladas y dependen de los resultados de investigaciones adicionales. Es el caso de algunos indicadores como mortalidad específica por paludismo y acceso a medicamentos . Por lo que se refiere a otros indicadores tales como consumo de tabaco y prevalencia del VIH entre las embarazadas de 15 a 24 años que acuden a servicios de atención prenatal , las estimaciones todavía no están ampliamente disponibles ni son comparables entre países.
Los indicadores que se presentan en Estadísticas Sanitarias Mundiales se centran en las estimaciones más recientes posteriores a 1995 correspondientes a cada país. Se han recopilado las estadísticas a partir de las publicaciones y bases de datos de los programas de la OMS, incluidas las publicaciones de las Oficinas Regionales de la OMS. Los datos que figuran en la primera parte de Estadísticas Sanitarias Mundiales se clasifican en cuatro grupos de indicadores interrelacionados: (i) el estado de salud de la población (resultados de mortalidad y morbilidad); (ii) la cobertura de los servicios de salud y los factores de riesgo ambientales y comportamentales; (iii) sistemas de salud y (iv) los datos de población generados por la División de Estadística de las Naciones Unidas y la División de Población de las Naciones Unidas. Con miras a asegurar comparabilidad entre los datos, la OMS ha elaborado numerosas estimaciones utilizando métodos transparentes. Los países fueron consultados posteriormente a través de las Oficinas Regionales de la OMS. No obstante, en algunos casos, las estimaciones realizadas por la OMS pueden diferir de las estadísticas oficiales de los Estados Miembros que aplican métodos rigurosos alternativos. Teniendo en cuenta que la demanda de información oportuna, fiable y coherente sobre indicadores clave relacionados con la salud sigue aumentando, es preciso orientar a los usuarios en relación a lo que estas cifras miden exactamente; sus aspectos positivos y negativos; y los supuestos bajo los cuales deberían emplearse. La segunda parte de Estadísticas Sanitarias Mundiales aborda estos aspectos y proporciona una descripción estandarizada de cada grupo de indicadores, exceptuando la última categoría, cuyos indicadores, como se ha indicado, no han sido elaborados por la OMS.