Directrices de la OMS sobre buenas prácticas agrícolas y de recolección (BPAR) de plantas medicinales
Publicación ocasional
World Health Organization
ISBN-13    9789243546278 ISBN-10    9243546279
Número de pedido    31500558   
Precio    CHF    20.00 / US$    24.00 País en desarrollo    CHF    14.00
Español     2003        86   páginas
Índice
 
 
Resumen
Las sustancias vegetales medicinales se obtienen mediante la recolección a partir de poblaciones silvestres o mediante cultivo. En el contexto general de la garantía y el control de la calidad de los medicamentos herbarios, la OMS ha elaborado estas Directrices sobre buenas prácticas agrícolas y de recolección (BPAR) de plantas medicinales, que ofrecen orientación técnica general sobre la obtención de sustancias vegetales medicinales de buena calidad para la producción sostenible de productos herbarios incluidos en la categoría de medicamentos. Las directrices, que también guardan relación con la labor de la OMS en materia de protección de las plantas medicinales, tratan de promover el uso y cultivo sostenible de las mismas.

Los principales objetivos de estas directrices son:
1) contribuir a la garantía de la calidad de las sustancias vegetales medicinales utilizadas para la elaboración de medicamentos herbarios, con miras a mejorar la calidad, la seguridad y la eficacia de los productos herbarios acabados; 2) servir de orientación para la formulación de directrices sobre BPAR nacionales y/o regionales y monografías sobre BPAR de plantas medicinales y procedimientos normalizados de utilización conexos; y 3) alentar y apoyar el cultivo y la recolección sostenible de plantas medicinales de buena calidad en modos que respeten y respalden la conservación de las plantas medicinales y del medio ambiente en general.

Las directrices atañen al cultivo y la recolección de plantas medicinales e incluyen determinadas operaciones poscosecha. La adopción de buenas prácticas agrícolas y de recolección constituye el primer paso hacia la garantía de la calidad, de la que dependen directamente la seguridad y eficacia de los productos medicinales herbarios. Estas prácticas también desempeñan un papel importante en la protección de los recursos naturales de plantas medicinales para uso sostenible.