Informe sobre la salud en el mundo 2007
Protección de la salud pública mundial en el siglo XXI: un porvenir más seguro
Publicación oficial
World Health Organization
ISBN-13    9789243563442 ISBN-10    9243563440
Order Number    32402007   
Price    CHF    40.00 / US$    48.00 Developing countries:    CHF    20.00
Spanish     2007        95   pages
Summary
Table of contents
Related Publications
Translation(s) available
 
 
   Add to your order
 
 
Summary
"En un momento decisivo de la historia de la salud pública, el Informe sobre la salud en el mundo 2007 nos presenta lo que podría ser uno de los mayores avances de la seguridad sanitaria en medio siglo."

En 1951, cuando la OMS publicó su primer conjunto de reglamentos jurídicamente vinculantes con la finalidad de prevenir la propagación internacional de enfermedades, los viajes internacionales se hacían en barco y las noticias se transmitían mediante telegramas. El mundo ha cambiado de forma extraordinaria desde entonces. Actualmente, cada día, hasta tres millones de personas viajan en avión a otras ciudades, países o continentes. Cada día, millones de toneladas de mercancías circulan por todo el mundo por tierra, mar y aire. Cada día, el constante movimiento de personas y productos trae consigo el riesgo de que enfermedades muy infecciosas y otros peligros se propaguen con más rapidez que en cualquier otro momento de la historia.

Una crisis sanitaria que aparezca repentinamente en determinado lugar puede convertirse en apenas unas horas en una emergencia de salud pública en cualquier otro punto del planeta. En los últimos cinco años la OMS ha verificado más de 1100 eventos epidémicos. Destaca entre ellos una nueva y mortífera enfermedad, el SRAS (síndrome respiratorio agudo severo), que provocó una alerta internacional en 2003. La aparición de una pandemia de gripe humana que podría tener consecuencias humanas y económicas mucho más graves sigue siendo una amenaza real.

El Informe sobre la salud en el mundo 2007 examina estos y otros retos actuales para la seguridad sanitaria mundial y se pregunta cuál es la manera de forjar un porvenir más seguro. Para ello analiza las posibilidades que encierran los nuevos instrumentos de defensa colectiva, en particular el Reglamento Sanitario Internacional revisado (2005), que ha entrado en vigor este año. Su finalidad es garantizar la máxima seguridad frente a la propagación internacional de enfermedades, y su alcance se ha ampliado para incluir cualquier emergencia con repercusiones internacionales en la salud, incluidos los desastres naturales y los incidentes químicos o radionucleares, ya sean accidentales o deliberados.

Un detalle significativo es que el Reglamento revisado abandona el énfasis que antes ponía en las barreras pasivas en los aeropuertos, los puertos marítimos y las fronteras para adoptar una estrategia de gestión de riesgos proactiva, basada en detectar los eventos con prontitud y yugularlos en su origen, antes de que puedan convertirse en una amenaza internacional. Al fin y al cabo, si los riesgos agudos para la salud pueden propagarse rápidamente, y así lo hacen, en la actualidad no hay nada que se desplace con más rapidez que la información. Equipados con un creciente arsenal de medios de comunicación, y con el apoyo de las redes internacionales, la tecnología, los conocimientos especializados y las obligaciones legales disponibles los países pueden responder colectivamente y con prontitud a las emergencias sanitarias en su mismo origen y prevenir su propagación.

La perspectiva de un futuro más seguro está a nuestro alcance. Se trata tanto de una aspiración colectiva como de una responsabilidad mutua. Conforme se multiplican las causas y las consecuencias de las emergencias sanitarias, aumenta también el número de actores interesados en la agenda de la seguridad. El Informe sobre la salud en el mundo 2007 está dirigido a todos ellos, y a todos cuantos valoran la salud pública.